Como sucedió con la crisis, no se pronostica bien la recuperación

Políticas fiscales agresivas, preocupación por el cambio climático, fuga de cerebros, directivos que se aprovechan de sus subordinados de forma inapropiada…