El humor como lenitivo - parte III

Las chanzas contra la tiranía comunista se tornan en ocasiones particularmente crudas (y desafortunadamente realistas)