La incoherencia, elemento consustancial del comunismo (III)

Mao, para desembarazarse legalmente de Wang Shiwei, el periodista con el que concluía mi anterior artículo, optó por acusarle de trotskista. Ordenó publicar textos, reales unos e inventados los más, sobre el aprecio de Shiwei a Trotsky y de crítica a Stalin.